Logo

Inicio Actualidad Nasuvinsa Implanta El Bim En Navarra

Nasuvinsa implanta el BIM en Navarra

Fecha de publicación: 
Viernes, Noviembre 24, 2017 (All day)

Nasuvinsa ha apostado por que Navarra siga siendo una comunidad pionera en el ámbito de la edificación, con el impulso del sector público, y ha optado por implantar en el sector de la construcción el Building Information Modeling (BIM), un innovador estándar para trabajar con maquetas virtuales en sistemas 3D inteligentes que se está imponiendo en todo el mundo.

 

Cartel anunciador de la jornada técnica celebrada en Nasuvinsa.

 

Nasuvinsa ha comenzado a impulsar la introducción en el sector navarro de la arquitectura, promoción y construcción del Building Information Modeling (BIM), una innovadora metodología llamada a transformar el mundo de la edificación que permite trabajar con maquetas virtuales en sistemas 3D inteligentes y que promotores, arquitectos, ingenieros, jefes de obra o todos los profesionales puedan compartir, y en tiempo real, un mismo sistema de información de todas las estructuras del edificio, así como sus fases de ejecución y análisis energético, entre otros parámetros.

Este nuevo lenguaje, que agrupa datos y geometrías para su utilización en el diseño, proyecto, construcción, seguimiento o mantenimiento de edificios durante toda su vida útil, pretende instaurarse como un modelo estandarizado y, concretamente, Nasuvinsa exigirá en un breve plazo de tiempo que todos los proyectos que concurran a las licitaciones de vivienda u obra pública estén validados en el método BIM.

El BIM, cuya principal tecnología comenzó a desarrollarse en EEUU y Canadá, se está imponiendo como el nuevo estándar mundial de la construcción y varios países europeos lo han adoptado ya, de ahí que Nasuvinsa haya apostado por implementarlo en Navarra, adelantándose así a otras comunidades.

Bajo el título ‘BIM: apuesta de la administración y oportunidades para el sector’, Nasuvinsa organizó el pasado 3 de noviembre una jornada técnica de divulgación e información sobre esta nueva metodología, en la que participaron unos 70 profesionales, entre arquitectos, ingenieros, promotores y constructores navarros. En el desarrollo de la jornada participaron también la Asociación de Constructores Promotores de Navarra (ACP), la Fundación Laboral de la Construcción, el Colegio Oficial de Arquitectos Vasco Navarro o los colegios navarros de ingenieros industriales y arquitectos técnicos.

“Incorporar esta metodología a las dinámicas de trabajo”

“Se hace necesario que todos los agentes del sector conozcan e incorporen esta metodología a su dinámica de trabajo para mejorar su eficiencia”, señaló Alberto Bayona, arquitecto jefe del área de Vivienda y Planeamiento de Nasuvinsa y principal ponente de la jornada.

Por su parte, en la bienvenida a la jornada, el director gerente de Nasuvinsa, José Mª Aierdi, defendió el papel que le corresponde al sector público para “liderar, impulsar y espolear apuestas de innovación técnica y social en el sector de la construcción y edificación con el fin de ponerlas al servicio del derecho a la vivienda de todos los ciudadanos y el derecho, además, a una vivienda de calidad puntera”.

Aierdi explicó que la implantación del BIM responde a “una doble visión estratégica y social de la administración en materia de vivienda”, de una forma similar a la apuesta por los Edificios de Consumo Casi Nulo –adelantándose incluso a la normativa europea- bajo el estándar Passivhaus.

Planificación y control de plazos y costes

El entorno BIM conjuga en un mismo sistema 3D inteligente distintos elementos que concurren en un proyecto arquitectónico como la documentación gráfica de su maqueta, cálculo de estructuras, la información geométrica o su visualización global. Pero también contempla otros factores como la planificación y el control de plazos, presupuestos y gastos en la ejecución del proyecto, la gestión de contrataciones o los análisis de eficiencia energética.

El BIM no es un software propiamente dicho, sino un método de trabajo que persigue compartir información y un mismo lenguaje entre todos los profesionales que participan en todo el proceso de diseño, construcción y mantenimiento de los edificios, así como fomentar una práctica integrada y una cultura colaborativa entre ellos.