Pasar al contenido principal
El 09 Oct 2018 8:00 AM

Las políticas públicas que Navarra está desarrollando, en diferentes áreas, en materia de urbanismo sostenible y transición energética por medio de la sociedad pública Nasuvinsa han centrado una de las comunicaciones técnicas que se exponen ante la Semana Europea de las Regiones y las Ciudades de la UE (European Week of Regions and Cities, EWRC) que se celebra en Bruselas.
Concretamente, las políticas públicas de sostenibilidad de la Comunidad Foral han estado ejemplificadas ante este foro por las intervenciones que Nasuvinsa está desarrollando en programas como la implantación de Edificios de Consumo Casi Nulo (nearly Zero Energy Buildings, nZEB) en su plan de vivienda pública de alquiler, la rehabilitación energética y regeneración urbana del barrio pamplonés de la Txantrea o la puesta en marcha de la hoja de ruta de adaptación al cambio climático, dentro del proyecto europeo LIFE NAdapta que lidera el Gobierno de Navarra, entre otras.
La EWRC es una cita de urbanismo, desarrollo territorial sostenible y políticas de cohesión que el Comité de las Regiones de la Unión Europea y la Dirección General de Política Regional y Urbana de la Comisión Europea (DG REGIO) celebran anualmente en Bruselas con la participación de varios centenares de expertos, funcionarios de las administraciones regionales y locales, profesionales, representantes del mundo académico u otros agentes para poner en común buenas prácticas y conocimientos especializados en materia de desarrollo regional y urbano.


Aportación navarra a la Agenda Urbana Europea


El arquitecto Carlos Chocarro, técnico de sostenibilidad de Nasuvinsa, ha expuesto una ponencia que recoge la aportación que la Comunidad Foral de Navarra ha realizado durante este último año al grupo Energy Transition de la Agenda Urbana de UE en el que ha tomado parte, a través de sus diferentes actuaciones en materia de edificación sostenible, regeneración urbana, impulso a las energías renovables y adaptación al cambio climático.
“Aun siendo una comunidad pequeña en dimensión, hemos conseguido que algunas de las apuestas que Navarra viene realizando en estos últimos años por el desarrollo de las energías renovables en eólicas o biomasa, por adelantarnos a otra forma de edificar para reducir hasta niveles casi nulos el consumo de calefacción en la vivienda, por las políticas de rehabilitación para recuperar el entorno urbano de los barrios o por reorientar determinados usos de los recursos naturales para adaptarnos al cambio climático y reducir las emisiones GEI lleguen a ser un referente en Europa”, ha subrayado Carlos Chocarro.
Asimismo, el técnico de Nasuvinsa ha destacado en su intervención que la producción de energía renovable representa ya en Navarra un 23% del consumo energético total –lo que sitúa a la Comunidad Foral tres puntos por encima de los objetivos europeos para 2020- y abarca un 80% del total de la electricidad consumida. También ha realizado una pormenorizada exposición del proyecto LIFE NAdapta de adaptación al cambio climático en el desarrollo urbano de las ciudades y en las actividades económicas en el entorno rural, que movilizará un total de 15,6 millones de euros en los próximos ocho años, de los cuales 9,3 millones serán aportados por la UE.
La ponencia de Nasuvinsa forma parte de las aportaciones que Navarra ha realizado en un grupo de trabajo sobre transición energética (Energy Transition Partnership) que, dentro del programa de la Agenda Urbana Europea y en cuya organización inicial participó el delegado del Gobierno de Navarra en Bruselas, Mikel Irujo, viene trabajando en distintas sesiones desde hace año y medio para elevar a la Comisión Europea una propuesta de plan de acción. Además de Navarra, este grupo está participado por otras nueve ciudades y regiones europeas, lideradas por Londres.


Entidades participantes en la EWRC


Durante las cuatro jornadas de la EWRC se desarrollan un total de 116 talleres de trabajo, en los que se exponen sus comunicaciones y casos de buenas prácticas diferentes gobiernos regionales o ayuntamientos, direcciones generales de la propia Comisión Europea, agencias públicas o privadas de innovación, urbanismo y sostenibilidad o asociaciones internacionales, entre otros ponentes.
Aparte de la Comunidad Foral de Navarra y de la propia Representación Española ante la UE, entre otras entidades públicas procedentes del Estado español invitadas a participar en la edición de este año de la EWRC se encuentran también la comunidad de Andalucía, la ciudad Gijón, el Ente Vasco de la Energía (EVE) de la Comunidad Autónoma Vasca o una asociación transfronteriza de municipios luso-gallegos.
La organización de la EWRC justifica la necesidad de celebrar este evento en que “las regiones y ciudades participan en la elaboración de la mayoría de las políticas comunitarias y los entes subnacionales públicos de la UE controlan un tercio del gasto (2,1 billones de euros anuales) y dos tercios de la inversión (en torno a 200.000 millones de euros) que han de utilizarse según las disposiciones legales europeas”.
Asimismo, la propia Semana Europea de las Regiones y las Ciudades destaca la creciente repercusión que este acontecimiento ha ido adquiriendo desde sus primeros inicios en 2003 por cuanto que “sus participantes valoran especialmente la utilidad de la información que obtienen de las instituciones europeas y el establecimiento de contactos con colegas de otros países, ya que los consideran relevantes para una gestión profesional de los fondos de la UE”.